Por qué utilizar Zamak

Aleaciones de zinc

Por qué utilizar Zamak

La Zamak es una aleación de zinc que presenta varias ventajas, entres otras la resistencia, la versatilidad y la rentabilidad. Elegirla significa confiar en un material ante todo respetuoso con el medio ambiente. La presofusión de Zamak, de hecho, produce niveles de emisión al aire y el agua insignificantes. Los residuos de producción, además, son reciclables y el consumo de energía es muy bajo.

La Zamak posee un excelente nivel de conductividad térmica. Las aleaciones de zinc, además, presentan una dureza mayor que las aleaciones de aluminio y magnesio, y se acercan a las características de las aleaciones de latón, resultando sin embargo mucho más económicas.

Otra de las razones para elegir la Zamak radica en la posibilidad de aplicar a los presofundidos acabados de la más alta calidad. La presofusión de la Zamak permite por tanto optimizar no sólo los tiempos del proceso, sino también los costes de gestión, haciendo que la producción sea altamente competitiva.

Además de una capacidad de resistencia significativamente mayor en comparación con las aleaciones de aluminio, magnesio y las plásticas, la aleación de Zamak asegura la producción de artículos no sólo funcionales, sino también de un alto perfil estético. Los presofundidos de Zamak se pueden utilizar en los sectores de la construcción, la electrónica, la automoción y la decoración, entre otros muchos ámbitos. En resumen, utilizar Zamak significa tomar una decisión marcada por la eficiencia y la calidad.

Share by: