De la a a la Zamak

Zamak aleación

A de Ambiente: la presofusión de Zamak produce emisiones insignificantes al aire y el agua, los residuos de producción son reciclables y minimiza el consumo de energía en comparación con otros materiales alternativos. Las aleaciones de zinc son además conformes a las normativas actualmente vigentes, en particular la norma ELV (fin de la vida útil del vehículo), la norma ROHS (restricción de sustancias peligrosas) y la norma WEEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos).

B de Bajo desgaste de los equipos: el bajo punto de fusión de la Zamak minimiza el desgaste del molde, lo que permite una garantía de vida de los equipos más larga y eficiente.

C de Conductividad térmica: la buena conductividad térmica y eléctrica de la Zamak la hace adecuada para la producción de disipadores, guías de ondas y pantallas EMI.

D de Dureza: la dureza de las aleaciones de zinc es mayor que las de aluminio y magnesio y comparable a la del latón. La Zamak con porcentajes más altos de cobre tiene una mayor dureza. Esto es definitivamente una ventaja en el caso de que los componentes se utilicen en condiciones particularmente desfavorables en lo que respecta al desgaste.

E de Económica: la Zamak resulta ser económica no sólo como materia prima en comparación con materiales como el latón, sino especialmente con respecto a los costes de proceso y a las economías de escala que se pueden lograr en la producción de grandes volúmenes con el mismo equipo.

 F de Finalización: en los componentes de Zamak se pueden aplicar diferentes tipos de acabados con una calidad sin igual; desde pinturas a acabados metálicos galvanizados de calidad superiore (como el níquel satinado y cromo pulido), todos los tratamiento superficiales ofrecen gran fiabilidad.

G de Garantía de fiabilidad: de los componentes de Zamak en sus diversas aplicaciones y de los equipos para su uso prolongado.

H de High-Technology: el gran desarrollo del sector de la presofusión ha permitido a las empresas que operan en el mismo usar máquinas de alta tecnología, como máquinas eléctricas y robots automatizados que han permitido optimizar los tiempos de producción, los costes y el consumo de energía, garantizando un rendimiento de alta calidad.

I de Imaginación: el proceso de presofusión permite a los técnicos imaginar cualquier geometría en el diseño de un producto de Zamak.

L de maLeabilidad mecánica: las coladas presofundidas de aleación de zinc tienen una buena maleabilidad mecánica, con la consiguiente calidad de acabado y alta productividad.

M de Metal: la Zamak es una aleación metálica compuesta principalmente de zinc, aluminio y cobre, combinados en diferentes cantidades dependiendo de la aleación que se desea obtener (ZP3, ZP5, ZP2, ZP8).

N de Novedad: este material se utiliza en la industria desde hace menos de un siglo y su uso es un sustituto nuevo y viable de la utilización de materiales más "antiguos" como el latón y el aluminio.

O de Optimización: la optimización de los tiempos de proceso y de los costes de gestión es sin duda un factor altamente competitivo del procedimiento de presofusión de la Zamak.

P de Precisión: el uso de equipos de alto nivel, junto con las características físicas y mecánicas del material y la posibilidad de llevar a cabo segundas operaciones, aseguran un nivel de precisión al milímetro.

Q de Quality: la producción de piezas de Zamak garantiza un rendimiento de alta calidad y conforme con las demandas de los clientes, tanto técnica como estéticamente.

R de Resistencia: la resistencia al impacto de las aleaciones de Zamak es, a temperatura ambiente, mucho más alta que la del aluminio y el magnesio. Incluso a temperaturas muy bajas, alrededor de -40 °C, la resistencia al impacto de la Zamak es mejor que la del aluminio. En comparación con el plástico, las aleaciones de zinc tienen un valor de resiliencia al menos 4 veces mayor.

S de eSpeSor: la elasticidad de la Zamak permite diseñar elementos con espesores muy reducidos e incluso paredes inferiores al milímetro.

T de Tolerancia: en un presofundido de Zamak, las tolerancias pueden ser muy reducidas, lo que permite a los operadores del sector embarcarse en retos milimétricos.

U de Usos múltiples: los presofundidos de Zamak tienen un sinnúmero de aplicaciones diferentes, desde la construcción hasta la electrónica, desde los cerramientos al textil, desde la decoración hasta la automoción. ¿Por qué no inventarnos otras aplicaciones que se adapten a sus necesidades?

V de Volúmenes elevados: la presofusión de la Zamak asegura economías de escala para la producción de volúmenes elevados, lo que garantiza un alto nivel de calidad desde el primero hasta el último elemento producido, gracias al mantenimiento continuo y económico de los equipos.

Z de Zamak: ¡nuestro bien más precioso!

Share by: